Blog

Hygge: como aplicarlo en casa

04/ 06/ 2018
Lecturas 240

¿Han escuchado hablar alguna vez del Hygge? ¿Les gustaría saber como aplicarlo en casa? Hoy exploraremos este concepto y si alguno no lo conoce, de seguro con estas ideas querrán aplicarlo en sus casas.

Hygge (se pronuncia “hu-ga”) es un concepto danés que más allá de ser una tendencia, es un estilo de vida, donde lo principal es la felicidad. Es la invitación a dejar sus celulares a un lado y volcarse completamente a la familia y los amigos. Hygge traducido significa “lo acogedor” pero también funciona como “lo bueno para el alma” “calidez”. Y si bien su raíz se aplica muchísimo para actividades de invierno (Dinamarca y sus largas temporadas de frío) puede funcionar en cualquier temporada. Si quieren conocer mucho más sobre este concepto existe un libro que se llama “Hygge: felicidad en las pequeñas cosas“, donde se explora en profundidad este concepto. Obviamente como esto funciona en la decoración, decidimos hablar del hygge y como lo pueden aplicar en casa. Sinceramente es algo que creo muchos ya hacemos, pero es bueno saber que se puede mejorar.

El recibidor

¿Quién dijo que la entrada de la casa debía parecer como un espacio vacío y sin vida?. En el hygge, un recibidor se debería ver como una invitación a entrar tu casa. Donde todos los invitados sientan que entrando, son bienvenidos. Es por eso que es muy adecuado instalar un percho, donde cualquiera sabe que puede dejar sus abrigos, chaquetas o carteras en ese lugar.

Lo mismo para los que gustan de sacarse los zapatos al entrar, y tenga un espacio para ellos. Incluir accesorios como una bandeja para llaves y objetos de viajes son una buena idea.

En el living

El hygge busca que todos los espacios se vean y se sientan con calidez de hogar. Por lo mismo, mientras la casa se sienta como que cualquier persona es bienvenida, está en la línea correcta. En este sentido les recomiendo que incluyan un sillón cómodo que invite a sentarse. Ubica varios otros asientos que permita tener una exquisita reunión con amigos o familia. Además, ocupa cuadros que te reflejen o permitan ser un tema de conversación. Intenta utilizar cortinas de tela para lograr el efecto cálido que dan.

Agrega objetos significativos, muchas combinaciones de cojines y algunas mantitas para acobijarse durante la tarde, en siestas o días de frío. Todo lo anterior acompañado de ricos bocados para compartir con sus seres queridos.

Para el comedor

Esta área es una de las más importantes del hygge debido a que es un espacio de reunión y se puede agasajar a cualquier invitado con una exquisita cena. Por otro lado, es importante la atmósfera que se pueda lograr mediante la luminaria. Esto es aplicable tanto para el comedor como para los otros espacios ya que permite lograr distintas sensaciones. Es por eso que es bueno que logres incorporar una buena lámpara para que logre la luz perfecta para la cena.

Puedes incluir velas para esa sensación de romanticismo y complicidad. Invierte en una mesa que sea adecuada tanto para el espacio como para la cantidad de familia y amigos que puedas invitar. Y como de seguro estarás varias horas disfrutando, elige unas sillas lindas y cómodas.

La cocina

Obvio que ser hygge se debe demostrar en la cocina. Donde más se pueden preparan exquisitos platos, una rica taza de té con canela o galletitas. Mejor aún cuando este tipo de labores se puede compartir con tus seres queridos. Para lograr el look hygge en la cocina sólo debemos enfocarnos en que el espacio se vea lo más acogedor posible. Quizá homenajeando la cocina de la abuela (con el toque más moderno), o como la cocina de Aldo, que la abrió para que amigos y familia puedan compartir mientras se está cocinando.

Sala de estar o sala de tv

Si bien el televisor no está marcado como un objeto dentro del hygge, si es posible incorporarlo como fuente de encuentro con la familia. Sabemos que en Chile este objeto es uno de los más importantes y no podemos dejarlo de lado. Es por eso que para que no sea el “error” más terrible, intenten transformarlo en el objeto de encuentro. ¿A quien no le gusta tener una noche de películas en casa?. Pues se puede sacar provecho para compartir en familia y luego conversar. De esta forma, incluyan un sillón cómodo, una exquisita alfombra para tenderse en ella, muchos cojines y alguna mesita.

Con algo de comida, un rico té o chocolate caliente, tendrán la excusa perfecta para quedarse en casa disfrutando en familia.

Los dormitorios

En los dormitorios es donde nos toca agasajarnos a nosotros mismos. Es por eso que tener lo indispensable para nosotros es, y debe ser, prioridad. Si quieres tener un escritorio donde puedas trabajar o usar para el ocio, está súper bien. Si al contrario, quieres un espacio para lectura con un asiento cómodo y una buena luz, pues ve por ello. O si sólo quieres tenderte en tu cama y no hacer nada y sólo necesitas muchas mantas para taparte, mejor aún.

Lo idea que este espacio lo sientas como el lugar más feliz de tu casa y que no escatimes en tenerlo tal y como quieres. Obviamente les diré que incluyan algo de arte en sus muros para que no se vea tan vacío. Pero dependerá exclusivamente de ustedes. Este será su lugar hygge.

¿Se atreven a incorporar la filosofía Hygge en sus vidas y sus casas?

Espero que les haya entregado algunas ideas y se animen a transformar alguno de sus espacios en un lugar Hygge.

Un abrazo enorme

Rodrigo

 



Volver

Fuente: http://www.elblogdeldecorador.cl