Blog

Estilo maximalista: 10 claves para aplicarlo en la decoración

07/ 10/ 2016
Lecturas 424

El estilo maximalista es definitivamente el más recargado de todos los estilos. Es todo lo contrario al estilo minimalista, acá todas las formas, colores, texturas y acabados valen. Si no te gusta ponerle limites a la decoración, el estilo maximalista puede ser para ti.

A continuación revisamos 10 principios claves para incorporar este estilo en la decoración de tu casa.

 

Más es más

Mientras el famoso arquitecto modernista Mies van der Rohe acuñaba la frase “menos es más”, el arquitecto Robert Venturi afirmaba que “menos es aburrido”. El estilo maximalista vive bajo la premisa de que más es más. Es la opción perfecta para quienes no quieren poner limites en su decoración.

 

Sin miedo al color

En el estilo maximalista el color es rey. Atrévete a usarlo sin límite y en todas partes. Mi consejo para que no resulte una locura: mantén una paleta de colores consistente. En este ejemplo el azul es el color principal, el cual se complementa con detalles de otros tonos que se repiten en toda la habitación, como amarillo y rosa.

 

Decoración en capas

Acá no se trata de que las cosas combinen, sino de ir ambientando capa a capa los espacios.

 

Muros galerías

El arte es protagonista en el estilo maximalista, y la mejor opción para utilizar mucho arte es un muro galería. De esta manera puedes disponer distintas piezas de arte para vestir tus muros. Si tienes una colección ecléctica de arte en distintos colores/técnicas, es bueno tener una base neutra. Muros blancos o grises, o marcos del mismo color ayudarán a mantener el equilibrio.

 

Superposición de patrones

Atrévete a mezclar estampados. El papel mural es una muy buena opción para incluir mucha textura en tus paredes. Para que los patrones funcionen bien entre sí, es importante que tengan distintas escalas. Por ejemplo en la foto de arriba las rosas tienen un tamaño mediano, los cojines azules uno pequeño y el cojín negro una escala grande. Esto permite que se vea visualmente equilibrado.

 

Extravagante

El estilo maximalista es extravagante. Acá se valor todo lo que rompa los moldes. Atrévete con colores saturados, elementos inesperados y formas inusuales. ¿Habías pensado en empapelar el techo? En este estilo podría ser una buena idea. En el ejemplo de arriba vemos una oficina diseñada por la gran diseñadora Kelly Wearstler, donde a pesar de tener muchos objetos llamativos se ve todo equilibrado debido a los colores escogidos.

 

Colores saturados

Mezclar colores con alto contraste funciona perfecto en este estilo. Combinaciones como azul y anaranjado, morado y amarillo, verde y rojo pueden funcionar bien en este estilo.

 

Perfecto para coleccionistas

Si te gusta coleccionar objetos, entonces este es el estilo para ti. En el maximalismo es válido exhibir las colecciones de objetos y llenar muros completos si es posible. Si te gusta esta idea, la clave está en mezclar objetos de distintos tamaños. Si por ejemplo tienes solo objetos pequeños en un espacio grande se perderán en el espacio. Es mejor combinar distintas alturas y escalas, hasta conseguir un balance visual.

 

Detalles inusuales

Busca piezas únicas, elementos que nadie esperaría ver en una casa. Para ello una buena fuente son los anticuarios, persas y ferias de las pulgas. De seguro encontrarás algún tesoro escondido para exhibir orgulloso(a) en casa.

 

No sólo en color

Finalmente vale la pena aclarar que no tiene que ser super colorido. También podrías armar un espacio maximalista jugando con una paleta de colores limitada, pero complementando con texturas. El alto contraste que vemos en esta sala diseñada por Kelly Wearstler es totalmente maximalista, aunque ha sido trabajada en dos colores.

 

¿Qué opinas?

¿Es el estilo maximalista lo tuyo? Sino, puedes revisar los otros estilos que hemos repasado para encontrar uno que calce con tu personalidad.



Volver

Fuente: http://www.elblogdeldecorador.cl