Blog

Los 10 errores más típicos en el diseño de jardines

17/ 10/ 2016
Lecturas 580

¡Hola! Soy Ximena nuevamente y ésta vez les quiero contar sobre los errores más comunes que he visto en diseños de jardines. Algunas personas creen que para construir un jardín basta comprar plantas y ubicarlas. Sin embargo el proceso va mucho más allá. Hay detalles que son importantes para tener en cuenta para que prospere y luzca hermoso un jardín.

Para que no ocurra en tu jardín, a continuación te muestro los 10 errores más frecuentes.

1: Plantar especies sin planificación

A veces las ansias de tener un jardín super arreglado puede jugar en contra. Especialmente cuando comienzas comprando cosas al azar, sin una planificación. Luego, quieres cambiar de lugar lo que plantaste o simplemente compraste demasiados accesorios. Al momento que decides construir tu jardín, es indispensable contar con un plano del diseño paisajístico. De esta manera podrás distribuir correctamente los elementos y el jardín tendrá un sentido y coherencia en su emplazamiento.

2: Elementos fuera de escala

Hay que tener cuidado cuando quieras incorporar una pérgola, un árbol o un elemento decorativo. Si no tomas en cuenta la escala de tu jardín, puede pasar que ese elemento pase desapercibido y se pierda. O por el contrario, puede verse como algo gigante e invasivo.

Para evitar este error, siempre mide primero el perímetro de tu jardín y la altura de los muros. De esta manera tendrás una idea clara del tamaño del espacio para decidir altura y cantidad de los elementos que incluirás. Siempre es mejor hacerlo antes de comprar cosas o construir estructuras.

3: No saber que incluiste plantas caducas

Me ha pasado en varios casos que el dueño(a) de casa ha comprado plantas muy bellas para armar un macizo arbusto. Sin embargo, cuando llega el invierno se da cuenta que botan las hojas (plantas caducas) y el jardín queda sin colores, forma ni follaje. Aconsejo que te asesores por un(a) paisajista antes de comprar. Lo más conveniente es usar al menos tres planos en los macizos. En el primer plano usar cubresuelos perennes (no botan las hojas), en el segundo plano puedes usar plantas caducas y en tercer plano (o el fondo) usar especies perennes o puntualmente alguna especie caduca como hito visual. Si te gustan mucho las caducas, puedes utilizar alguna que tengan color en su tronco, lo que adiciona un atractivo visual impresionante.

4: Mezclar plantas de climas diferentes

A veces, quienes construyen su jardín no saben qué requerimientos tienen las plantas que eligieron. Factores como: cuánta agua necesitan, horas de exposición al sol, y temperatura ambiental de cada planta son vitales.

Tener clara la temperatura que necesitan las plantas te permitirá agruparlas en sus respectivos sectores: zona sombría y húmeda, zona de pleno sol y resistente a poco riego y zona húmeda y calurosa. Así, no tendrás problemas por pudrición de plantas, o que se mueran por falta de riego. Ambos casos los veo frecuentemente y con reubicación se puede solucionar.

5: Plantar especies muy juntas

Otro de los errores más frecuente que he visto en los jardines, es plantar árboles o arbustos demasiado cerca unos de otros. Los árboles se plantan a tres metros de distancia, los arbustos desde 1,5 – 2 metros y cubresuelos o plantas menores a 0,8 – 1 metros. Esto dependerá del diámetro de la especie en estado adulto.

Cuando las plantas crecen demasiado juntas pueden deformarse o enfermar por exceso de humedad al existir mucha densidad de hojas. Para que no compres plantas en exceso, planifica tu jardín con un plano a escala, dibuja la ubicación de las especies, sus distancias. Así podrás saber la cantidad de plantas que necesitarás y lucirán sanas a medida que vayan creciendo.

6: Creer que puedes ocuparte de la mantención periódica

Luego de construir un jardín, se debe realizar una mantención cada 7 ó 15 días. Me ha pasado que cuando vuelvo a ver un jardín después de un tiempo de construido, me he dado cuenta que la mantención que han hecho los dueños de casa no es adecuada y es una pena porque pierde todo el brillo inicial.

A diferencia del diseño de interiores, el jardín está vivo y va variando con el tiempo, por eso la mantención es tan importante como el diseño.

Podas adecuadas, fertilizaciones según época y guías de trepadoras -por nombrar algunas labores- no se realizan como corresponde. Esto estropea el diseño del jardín y pierde su encanto. Recomiendo tomar un plan de manejo del jardín para asegurar que crezca y se nutra correctamente.

7: Iluminación con focos tradicionales

Los jardines por las noche son super agradables. Cada vez que estoy en alguno me gusta recorrerlos, ir a los rinconcitos ambientados con luz tenue o apreciar las copas de los árboles iluminadas. Para que no se dañen las plantas o árboles con el calor de los focos, debes utilizar iluminación con sistema LED. Esta emite luz sin calor y de esta manera las plantas no se queman. Me encanta jugar con tonos frío o cálidos para generar distintos ambientes, así las plantas se mantienen en perfectas condiciones.

8: Comprar plantas enfermas o en mal estado

Cuando vayas al vivero a comprar plantas para tu jardín, tienes que fijarte en que estén saludables. A veces las plantas están con alguna enfermedad pero al no conocer los síntomas, no lo notarás. Por otro lado, también puede pasar que las plantas tengan alguna plaga, aunque sea en forma inicial y con poco bichitos, luego se reproducen y contaminan a las demás plantas de tu jardín. Te recomiendo también, que te asesores con un(a) paisajista para hacer la compra y así evitar todos estos inconvenientes.

9: Usar productos químicos

Sé que la mayoría está acostumbrado a comprar productos de origen químico porque tu jardinero o en la misma tienda te lo recomiendan para la mantención de tu jardín. Pero usar fertilizantes y controladores de plagas químicos es uno de los mayores errores porque son tóxicos y contaminan el espacio más cercano, que es tu casa donde vives con familia y tus mascotas. Y si lo piensas, los vecinos hacen lo mismo, y así…

Lo ideal es usar productos orgánicos que no son tóxicos como el compost y humus para fertilizar. Para controlar plagas o enfermedades, puedes utilizar productos a base de ortigas, de ajo, de tabaco, aceite de neem, entre otros que los venden en tiendas de productos orgánicos para jardines y huertas. De verdad te los recomiendo porque es sano, y si funcionan al usarlos periódicamente.

10: Instalar césped antes de tiempo

Plantar todas las especies que compraste y luego querer incorporar el riego,  iluminación o construir una terraza, es algo que no te debe ocurrir. Una buena planificación incluye etapas de la obra con un orden lógico de ejecución. Esto incluye: preparación del terreno, obras civiles, sistema eléctrico, sistema de riego, plantación de especies y al final, la instalación del césped en rollos o sembrado. Si lo instalas antes se compacta la tierra, entonces, la raíz no tiene espacio para arraigarse, el pasto se seca y muere. Ten en cuenta que se demora 2 semanas en que las raíces crezcan y se aferren al suelo. Luego de eso recién se puede usar poco a poco.

¿Has cometido alguno de estos errores?

Ojalá te sirvan estos tips y los apliques a tu jardín o a tu futuro proyecto, ahora que la temporada se vuelve más activa. Cuéntame en los comentarios si has cometido alguno de estos errores, y si hay otro que creas que debiéramos agregar.

Si quieres saber más sobre el diseño de jardines sígueme en mis redes sociales:

¡Hasta pronto!



Volver

Fuente: http://www.elblogdeldecorador.cl