Blog

Kumquat: cuidados en interior y jardines

17/ 01/ 2018
Lecturas 110

El kumquat, también conocido como fortunella, naranjo enano o naranjo chino, es uno de los cítricos más apetecidos para uso ornamental tanto en casas como departamentos. El Kumquat tiene un desarrollo ideal para espacios reducidos, con un fruto bien llamativo y  comestible, así que además es una planta que pueden cosechar. Por esto, les voy a contar más sobre él y sus cuidados en interior y jardines

¿Cómo es el Kumquat?

El Kumquat o ‘Naranjo enano’, es en realidad un pariente muy cercano de los cítricos (Fortunella spp.). Es un árbol perenne (no bota las hojas en invierno), tiene flores aromáticas, fruto comestible de cáscara bien aromática también y sus gajos con poca acidez, crece lento y puede llegar hasta los 5 metros. Proviene de China y fue comercializado en Europa en el siglo XIX y desde ahí siguió expandiéndose hasta llegar a nuestras manos. A veces se le confunde con el Quinoto, pero éste tiene el fruto agrio y con más gajos. El nombre Kumquat significa ‘Naranja dorada’ y en realidad luce así.

¿Qué necesita el Kumquat para crecer?

A este árbol le gusta crecer en suelos mas bien suelto, aireado y con materia orgánica, eviten usar tierras arcillosas porque se compactan y afectan las raíces. Le gusta estar en lugares soleados, pero mejor resguardarlo en olas de calor para no dañar flores o frutos. En cuanto al riego, debe tener una humedad constante pero sin inundar el suelo. Un buen riego en verano debería ser cada 1- 2 días, a modo de reponer la humedad perdida en la parte superficial y mantener su disponibilidad de agua. De todas maneras, siempre recomiendo observar bien y comprobar que tan seco pueda estar el suelo o macetero para evitar enfermedades por hongos.

Como árboles decorativos en casa

Como es un árbol que crece lento, pueden aprovechar esta característica para disfrutarlo en interior y decorar espacios poco usuales para un árbol. Por ejemplo, como ornamentación en una mesa, en un arrimo a la entrada de la casa o en el mesón de la cocina. Plántenlo en tierra ligeramente ácida y aireada. Aunque el naranjo no lo uso tanto, me gusta mucho la calidez que da este árbol, sobretodo cuando esta con flores o frutos.

Aprovechar sus ramas

Si tienen un Kumquat de un tamaño más o menos grande, pueden aprovechar sus ramas que quedan después de podarlo para mantener su forma o altura. Con ellas pueden armar arreglos super llamativos para decorar lugares donde no puedan cultivar el árbol. Las ramas con sus frutos combinan con muchas otras flores, personalmente me gustan con algunas blancas o rojas, haciendo un buen contraste con las hojas y manteniéndolos cerca de alguna ventana para que el arreglo esté en mejor ambiente.

Un fruto saludable y bello

Este árbol además de ser bello aporta mucha vitamina C con sus frutos. Por ello es bueno que se coman los frutos y no solo los disfruten visualmente. También aporta ácido fólico, varios minerales, es antioxidante, tiene fibra, ayuda en la eliminación de ácido úrico y alivia la tos con la infusión de la cáscara. Los frutos los pueden consumir como postre, mermeladas, rellenos, en pastelería o como salsa agridulce para acompañar carnes. ¿Qué mejor?

Cuidados en exterior

Para tener uno o varios Kumquat en exterior, hay que elegir un sector donde llegue luz y este soleado durante gran parte del día. Si están plantados en la tierra, puede ser necesario protegerlos de las olas de calor. De igual forma deben protegerse de las heladas. Para formar pequeños bosques o hileras, deben estar a 2,5 a 3 metros de distancia entre sí. De esta manera las copas se desarrollan armoniosas y no se ven amontonadas cuando estén frondosas.

En terrazas

Cuando se cultiva en terrazas, el Kumquat está en macetero. Éste debe ser acorde al tamaño del árbol para que vaya creciendo su raíz y la copa simultáneamente. Chequeen esto cada 1 ó 2 años para evitar que la raíz se enmarañe dentro de la maceta. Con ello evitarán que se atrofie su crecimiento. Cuiden también que el macetero tenga drenaje, a pesar de que le guste un suelo húmedo, es vital evitar el encharcamiento de agua en sus raíces.

Como punto de atracción en el jardín

Este árbol funciona bastante bien para demarcar umbrales, accesos o lugares de estar dentro del jardín. Si lo ubican en maceteros altos, pueden acentuar su presencia y estilizar aspecto. Esto permite lograr efectos espectaculares tan solo usando altura a favor. Para mantener el Kumquat sano, les recomiendo usar en forma preventiva algunos productos orgánicos para evitar aparición de hongos, bacterias o virus que publiqué anteriormente. Lo mejor es prevenir enfermedades o plagas, porque hay que ser bien constante para los tratamientos y generalmente se olvidan. De hecho me ha pasado también.

¿Que les pareció?

Espero que les guste este árbol tanto como a mi. Se puede disfrutar de varias formas, y es beneficioso para el consumo. Podríamos decir que tiene todas las de ganar a la hora de elegir una planta preferida. Envíen sus comentario, preguntas o si quieren compartir alguna otra cosa sobre el Kumquat. Hasta pronto!

Ximena.



Volver

Fuente: http://www.elblogdeldecorador.cl