Blog

Cómo controlar plagas en el jardín de forma orgánica

21/ 10/ 2016
Lecturas 406

Hola, ¿cómo están? soy Ximena y esta semana les quiero contar cómo controlar las plagas y enfermedades en forma orgánica y así mantener tu jardín sano y espectacular. Estas prácticas son inofensivas para las personas, mascotas, la tierra y aire que respiramos, no dejan efectos secundario. Muy diferente de los productos químicos.

Un jardín nutrido casi no tiene plagas o enfermedades

Esto es cierto, si abonas tu jardín al menos en cada cambio de estación y al momento de incorporar nuevas plantas, estará preparado para soportar la presencia de algunos patógenos y al estar fuerte, no se enfermará. Con la siguiente lista de productos, puedes mejorar tu jardín y ponerlo a tono:

  • Bocachi: abono orgánico sólido a base de tierra, guano maduro, afrecho, yogurt, levadura, miel, agua, carbón molido y cenizas
  • Té de compost: es un abono líquido, orgánico, hecho de la infusión de compost ya cosechado.
  • Té de humus: abono líquido, orgánico, preparado como infusión de humus cosechado.

Tipos de plagas

Esta es una infografía con las plagas que pueden existir en tu jardín: pulgones, mosquita blanca, chanchito blanco, trips, orugas, arañita roja, insectos minadores, caracoles y babosas. Poco a poco irás reconociéndolas por medio de la observación detallada en hojas, tallos y base del tronco, sobretodo en tallos nuevos y el envés de la hoja.

¿Cómo controlar las plagas?

Primero entendamos qué significa ‘plaga’. En este caso, se refiere a cuando la cantidad de insectos es muy grande, no tienen  suficientes depredadores y comienzan a dañar a nuestras plantas, flores y frutos.  También es importante comprender que los insectos y arácnidos son parte del medio ambiente y cumplen una función en el ciclo natural de la vida, entonces hay que aceptar su existencia en vez de declararles la guerra. Ahora, para evitar que tengas una plaga, te aconsejo los siguientes técnicas para que las mantengas a raya.

Trampa cromática

La trampa cromática es un método para controlar plagas en forma orgánica. Se usa un señuelo de color amarillo, en este caso, porque la mosquita blanca y los pulgones se sienten muy atraídos por este color.

La puedes fabricar con un trozo de plástico amarillo (de algún envase vacío) y se pinta con aceite para que los insectos queden atrapados y luego, se cuelga entre las plantas. Sirven para identificar la aparición de ellos y además, para mantenerlos concentrados y no se dispersen tanto por el resto del jardín.

Especial para evitar caracoles

Si eres de los(as) que prefiere mantener lejos a estos moluscos, comienza a utilizar estos repelentes caseros que son muy fáciles de hacer, sólo necesitas algunos elementos que usamos en la cocina.

Aplica cáscara de huevo partida alrededor de las plantas. A los caracoles y babosas no les gusta porque los pincha y así, no pueden llegar a ellas.

Otro método es con cerveza, consigue un envase de yogur o vaso de plástico (de cumpleaños), entierralo a ras del suelo y vierte un poco de cerveza dentro. Esto los atrae y caen dentro del líquido sin poder salir. En mi opinión, prefiero las cáscaras de huevo ya que es menos cruel.

Si te gusta el café, usa la borra

Para controlar plagas en forma orgánica como larvas, gusanos masticadores y otros insectos que llegan a tus plantas, utiliza la borra del café (café molido que ya esta usado) y espárcela sobre la tierra y verás que actúa como repelente. Comienza con poca cantidad y verifica su eficacia, así no acidificas tanto el pH del suelo. También sirve para fertilizar la tierra.

Si no tomas café, existen algunas cafeterías que regalan el café molido usado. Además, se usa en ceniceros para neutralizar el olor a tabaco. ¡Un super buen tip!

Los biopreparados como antiplagas

Los Biopreparados son abonos líquidos o sólidos que están elaborados con materia orgánica y su principal función es nutrir a las plantas. Tal como te contaba más arriba, un jardín bien alimentado es muchísimo más resistente a plagas y enfermedades.

También sirven para controlar plagas. Una vez preparados, se cuelan y se vierten en una botella con aspersor para rociarlo sobre las plantas y cuida de guardarlos en un lugar oscuro. Estos son los más usados:

  • Té de ortiga: también es una infusión, preparada con las hojas y tallos tiernos de la ortiga de tu jardín. Es un repelente de insectos en general.
  • Té de ajo: infusión a base de ajo troceado y machacado. Es muy potente para repeler pulgones.
  • Purín: es un fermentado líquido, orgánico, que sirve como abono o repelente de plagas.
    • Purín de ortiga: Sirve contra arañita roja y pulgones.
    • Purín de tomate: Sirve como repelente de hormigas
    • Purín de cola de caballo: previene ataque de hongos y de insectos

Control Biológico

El control biológico es una de las herramientas menos dañinas para el ecosistema. Se basa en que un organismo vivo mantenga controlada la población de un insecto, en el caso de un jardín, antes que se convierta en plaga. En el fondo, se trata de devolver un equilibrio natural en la cadena alimenticia.

El más común es el método con las chinitas. Ellas se alimentan de pulgones, ¡les encantan! También es de uso preventivo. Los patos, en caso que tengas un jardín muy grande, se devoran los caracoles, dan un ambiente agradable y muy silvestre.

Tipos de enfermedades

Las enfermedades de las plantas se clasifican en tres tipos principalmente: Hongos, bacterias y virus. Se pueden observar en hojas y tallos, pero los virus atacan en troncos y ramas. Mientras más observes tu jardín, más pronto podrás detectarlas.

Hongos

Los hongos aparecen cuando hay exceso de humedad en el jardín, por regar más de la cuenta o porque alguna nueva planta venía contaminada. Los típicos hongos que vemos en el jardín son:

  • Oídio: se ve como una mancha de polvillo blanco sobre las hojas, aparece mucho al inicio de primavera. Las rosas y crespones son los más susceptibles
  • Botritis: es un hongo que produce moho de color grisáceo sobre hojas, tallos, flores y frutos.
  • Mildiu: se parece al oídio, pero este hongo parasita las células del tejido vegetal, y sus signos aparecen cuando ya está desarrollado.
  • Chancro: es un hongo que afecta árboles y arbustos a través de heridas de podas o grietas de la corteza.
  • Fumagina: son varias especies de hongos, y se ve como un polvo negruzco y sobre varias partes de la planta.

Los Fungicidas

Quizás tengas los ingredientes en tu propio jardín para fabricar los té o infusiones, así, fácilmente podrás controlar enfermedades como los hongos. A continuación te muestro una lista con algunos fungicidas:

  • Té de cola de caballo: Fungicida por su alto contenido de sílice y equisetonina, que es tóxica para los hongos. Lo puedes usar como preventivo y curativo en todas las partes de la planta.
  • Té de cebolla: es una infusión que combate hongos como el Tizón
  • Té de canela: se puede usar en polvo o como infusión, tiene un poder fungicida muy alto, incluso en casos graves.

Bacterias

Las bacterias son fitopatógenos microscópicos, se transmiten a través de nuestras manos o por herramientas contaminadas (tijeras de podar, palas, horqueta, etc), por eso hay que desinfectarlas después de usarlas. También se dispersan por el agua. Las enfermedades por bacterias pueden ser las siguientes:

  • Tumores del cuello: se identifica por el engrosamiento del tallo y es muy común
  • Manchas bacterianas: se presentan con manchas negras y marrón en las hojas.
  • Tizón bacteriano: afecta a plantas y árboles, se ve en las hojas nuevas, de color amarillento, marchitas y empapadas.

Los bactericidas orgánicos

Para controlar las enfermedades bacterianas en forma orgánica, también puedes usar ingredientes que consigues fácilmente:

  • Té de propóleo: es ecológico, para prevenir y eliminar bacterias (también hongos y virus).
  • Té de ajo: infusión a base de ajo, el cual tiene propiedades antibacterianas.
  • Té de romero: se prepara como infusión y contiene muchos principios antibacterianos.
  • Té de jengibre: este biopreparado es excelente como antibacterial.

Virus

Al igual que en los humanos, los virus se hospedan en las plantas y actúan en la célula, interfiriendo en su núcleo. También se propagan por las herramientas del jardín contaminadas y por medio de los insectos, semillas, viento, agua, polen y savia que estén infectados.

Los virus en general se transmiten por insectos -como pulgones, por ejemplo- que dañan las plantas y hacen que el virus entre al sistema a través del viento, savia o agua. Esto detiene el crecimiento de la planta y frutos. Produce manchas amarillas o rojizas en las hojas (común en los Pinos) o aparición de arrugas. Se decoloran las flores, los tallos se desarrollan poco y se acortan los entrenudos.

Antiviral orgánico

Té de romero: este biopreparado es ideal para controlar enfermedades en forma orgánica. Lo puedes usar sin problemas, sobretodo como preventivo para asegurar un jardín saludable.

Un bonus track

Aunque no son plagas, les quiero presentar una forma muy sencilla de mantener a tus mascotas o roedores naturales lejos de tu jardín o huerta: usando cubiertos de plástico enterrados por el mango. En el caso de los tenedores, quedan los dientes hacia arriba para que sea muy incómodo transitar por esos lugares y, finalmente, nuestras mascotas desisten de este engorroso paseo. Buena idea ¿cierto?. Prueba este método y cuéntame cómo te resulta.

¿Crees que tu jardín está saludable?

¡Espero que sí!, pero si lo ves un poco débil ya sabes cómo alimentarlo y mantenerlo óptimo. Si tienes dudas, preguntas o comentarios, escribe y con gusto responderé. Ahora me voy a preparar un té de ajo para mis mantenciones, ¡hasta pronto!



Volver

Fuente: http://www.elblogdeldecorador.cl