Blog

Alternativas para alternativas para ‘blindarse’ al arrendar

29/ 08/ 2013
Lecturas 484

ArrendarEl propietario tiene una serie de alternativas para ‘blindarse’ a la hora de sacar su propiedad al mercado y evitar sobresaltos.   Estas son algunas de ellas:

- Selección del inquilino

El mejor remedio para evitar los quebraderos de cabeza que supone dar con un inquilino moroso es la prevención.  Cuidar la selección del inquilino puede ser uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta en el proceso de alquilar con seguridad una propiedad
para conocer la solvencia de un arrendatario podemos solicitar su nómina y contrato de trabajo, con el fin de comprobar su capacidad de pago y estabilidad laboral.  

Además, existen diferentes registros de morosos que poder consultar en los que averiguar si el potencial inquilino ha tenido ya incidencias de pago con anterioridad  y, en tal caso, estar prevenido para poder pedir otro tipo de garantías o incluso llegar a rechazar al inquilino.  Este punto puede ser mucho más fácil si se gestiona el arrendar a través de un profesional, ya que si bien el potencial inquilino puede ser reacio a entregar sus datos personales y económicos a un particular, se mostrará más dispuesto a que el estudio de riesgo lo realice un profesional inmobiliario.

- Pedir garantías adicionales

Además del pago de una garantía –que cubre posibles desperfectos en la propiedad provocados por el inquilino a término del contrato-, la ley permite que se establezca cualquier tipo de garantía del cumplimiento de las obligaciones de pago de manera adicional en el momento de firmar el contrato.

A través de esta garantía adicional (por ejemplo,  a través del pago de una o dos mensualidades extra) se trata de cubrir las obligaciones de pago no satisfechas por parte del inquilino o los desperfectos que éste pueda provocar en la propiedad.  Su importe es libre por acuerdo entre propietario e inquilino

- Exigencia de aval

El aval es un respaldo que da un tercero sobre los pagos que asume el inquilino. en caso de que éste deje de pagar, será el avalista el responsable de saldar la deuda como si fuera suya.  En el caso del alquiler de una propiedad.

Avalar los pagos durante sólo una determinada duración de tiempo (por ejemplo seis meses o un año, plazo después del cual tendrán que ser renovados) , con un costo asociado.

Tanto por el costo como por la dificultad a la hora de conseguir un aval, la exigencia por parte del propietario de este requisito puede actuar como freno para conseguir encontrar un inquilino.

- Contratación de seguros de impago o desperfectos

Una alternativa interesante a considerar a los avales o garantías adicionales que se exigen al inquilino es la contratación de seguros que cubran los impagos o desperfectos ocasionados por el inquilino en la vivienda.   Encontramos que Seguros Magallanes tiene este producto, ver este link

FUENTES: www.idealista.com, www.magallanes.cl



Volver

Fuente: http://www.elblogdeldecorador.cl